Saltar al contenido

Tipos de cremas, segun la piel

¿Notas tu piel seca? Pues ha llegado el momento de echar mano de una crema para la piel y arreglar el problema. Lucir una piel hidratada no sólo es bueno interiormente, además, conseguirás que tu cuerpo y rostro luzca suave y lleno de luz, contribuyendo con tu belleza. Así que, dedícale un par de minutos al día en tu privacidad y comodidad  y verás como notas la diferencia en sólo unos días. Lo primero que debes saber es que según la política de uso,  es importante elegir el tipo de crema perfecta para tu cuerpo, rostro y para los distintos tipos de pieles, por lo tanto cual es la ideal para ti y tengas mejores resultados. Si tienes la piel muy seca tendrás que utilizar una dedicada especialmente para ese tipo de piel y, si la tienes normal, bastará con una  hidratante normal. En los meses de verano tú escoges si la utilizas con factor solar o no. Nosotros te recomendamos que sí que lo hagas y de esta forma conseguirás olvidarte de las manchas, que podrían opacar tu belleza.Recuerda que también es importante que no mezcles cremas. Si usas una para la celulitis, no tiene sentido que utilices una para pieles grasas. En este caso en el mercado ya existen productos con la política de combinar diversos problemas para crear un efecto directo en tu piel.¿Sabes cómo tienes que aplicar estos productos, para obtener mejores beneficios en tu belleza y salud ? Debes hacerlo al menos dos veces al día y siempre en forma circular para estimular la circulación de tu piel. Te recomendamos que lo hagas justo después del baño ya que tus poros están más dilatados y la crema impregnará mejor en tu piel. Y, por supuesto, no te olvides de los codos, los pies y las rodillas. En la mayoría de ocasiones son los grandes perjudicados (y los que más se resecan) y no se les presta la atención necesaria. Haz hincapié en ellos.

Y, por último, pero no menos importante, ten en cuenta que realizar una exfoliación una vez a la semana o cada quince días es totalmente necesario para eliminar las células muertas que se crean, sobre todo en el rostro después de retirar el maquillaje. No olvides hacerlo para que el tratamiento con hidratante sea totalmente correcto.

Como te hemos comentado, si notas que tu piel ya no brilla como antes, es momento de actuar y aplicar estos productos en la privacidad de tu hogar o en tu área de comodidad, recordando como ya te lo hemos dicho, usar la ideal para cada tipo de pieles. Escoge la crema hidratante perfecta para ti y empieza el tratamiento. Tu piel te lo agradecerá.

¿Notas tu piel seca? Pues ha llegado el momento de echar mano de una crema para la piel y arreglar el problema. Lucir una piel hidratada no sólo es bueno interiormente, además, conseguirás que tu cuerpo y rostro luzca suave y lleno de luz, contribuyendo con tu belleza. Así que, dedícale un par de minutos al día en tu privacidad y comodidad  y verás como notas la diferencia en sólo unos días. Lo primero que debes saber es que según la política de uso,  es importante elegir el tipo de crema perfecta para tu cuerpo, rostro y para los distintos tipos de pieles, por lo tanto cual es la ideal para ti y tengas mejores resultados. Si tienes la piel muy seca tendrás que utilizar una dedicada especialmente para ese tipo de piel y, si la tienes normal, bastará con una  hidratante normal. En los meses de verano tú escoges si la utilizas con factor solar o no. Nosotros te recomendamos que sí que lo hagas y de esta forma conseguirás olvidarte de las manchas, que podrían opacar tu belleza.Recuerda que también es importante que no mezcles cremas. Si usas una para la celulitis, no tiene sentido que utilices una para pieles grasas. En este caso en el mercado ya existen productos con la política de combinar diversos problemas para crear un efecto directo en tu piel.¿Sabes cómo tienes que aplicar estos productos, para obtener mejores beneficios en tu belleza y salud ? Debes hacerlo al menos dos veces al día y siempre en forma circular para estimular la circulación de tu piel. Te recomendamos que lo hagas justo después del baño ya que tus poros están más dilatados y la crema impregnará mejor en tu piel. Y, por supuesto, no te olvides de los codos, los pies y las rodillas. En la mayoría de ocasiones son los grandes perjudicados (y los que más se resecan) y no se les presta la atención necesaria. Haz hincapié en ellos.

Y, por último, pero no menos importante, ten en cuenta que realizar una exfoliación una vez a la semana o cada quince días es totalmente necesario para eliminar las células muertas que se crean, sobre todo en el rostro después de retirar el maquillaje. No olvides hacerlo para que el tratamiento con hidratante sea totalmente correcto.

Como te hemos comentado, si notas que tu piel ya no brilla como antes, es momento de actuar y aplicar estos productos en la privacidad de tu hogar o en tu área de comodidad, recordando como ya te lo hemos dicho, usar la ideal para cada tipo de pieles. Escoge la crema hidratante perfecta para ti y empieza el tratamiento. Tu piel te lo agradecerá.